El Poder Sanador de los Ángeles

El Poder Sanador de los Ángeles

Vivimos en un entorno compuesto de energía, todo lo que nos rodea, la naturaleza, los animales, las flores, los objetos, y nosotros mismos estamos compuestos por átomos y luz, es decir somos energía. Incluso lo que no vemos, lo intangible, que va más allá de nuestros sentidos físicos, contiene energía. Pero también nuestros pensamientos  son energía antes de materializarse.

Es importante ser conscientes que nuestra vibración o nivel energético depende de varios factores entre ellos del entorno o espacios que frecuentamos,  nuestra alimentación, estilo de vida, tiempo de descanso, ejercicio, meditación, el cuidado que  damos a nuestro cuerpo, y de la calidad o no de nuestros pensamientos y emociones.

De acuerdo a lo anterior un bloqueo energético dará origen a una enfermedad o el estancamiento en diferentes áreas de nuestra vida; cuando no fluye la energía vital ésta se manifestará de alguna forma en nuestra realidad.

Los sentimientos son una alarma interna que indica como está nuestra energía vital y se vera reflejada en forma positiva o negativa en nuestra vida. Al observar como te sientes ahora mismo podrás saber cómo está tu nivel energético, si es alto se manifiesta en bien-estar, y si es bajo se manifiesta en mal-estar o enfermedad. Un Curso de Milagros (UCDM) nos enseña que la enfermedad es una creencia, que está en la mente, pero no es una verdad absoluta, todo lo podemos cambiar cuando regresamos nuestro Poder Superior, a la Fuente Divina, y nos unimos al Creador. Recuerda que somos seres integrales, somos un todo, por lo tanto existe una estrecha relación entre la mente y el cuerpo. ¡Creamos lo que Creemos!

“La creencia es la que limita y la que te impide sanar” Enri Corbera -Bioneuroemoción®

 

Los pensamientos y las palabras son poderosamente creadoras de realidades y actúan sobre nuestra energía y el cuerpo. La rabia, la culpa, el resentimiento, la critica y el miedo son las emociones más negativas porque deterioran nuestra salud y dañan nuestras células.

La Terapia o Sanación con Ángeles es un proceso espiritual, amoroso y muy sanador que nos ayuda a regresar a nuestra esencia Divina para sanarnos total e integralmente (Mente-Cuerpo-Espíritu). La energía de los Ángeles es muy poderosa, pues es la energía de Dios mismo. Todos contamos con Seres de Luz a nuestro lado quienes cumplen la función de ayudarnos a ser conscientes  que también nosotros somos seres espirituales merecedores de  disfrutar de una vida en equilibrio y feliz. Los Ángeles son regalos del amor de Dios para asistirnos en todo lo que necesitamos.

Reiki también es un poderoso proceso de sanación espiritual que significa REI, energía universal y KI, fuerza vital. La energía Divina está en nuestras células, por lo tanto todos tenemos el don de la sanación. Reiki es un despertador de consciencia que aporta bienestar, paz, sanación, evolución espiritual, balance emocional y crecimiento personal.

De acuerdo al proceso evolutivo de la humanidad y del Planeta han llegado varias escuelas de Reiki, entre ellas y una de las más especiales por su alta vibración es Reiki Angélico, que enseña el poder sanador de los Ángeles , maestros Ascendidos y otros Seres de Luz.  Kevin Core recibió la información de Reiki Angélico por medio de las canalizaciones entregadas por el Arcángel Metatrón quien trasmite los métodos y forma de sanar por medio de la energía de los Ángeles.

Reiki Angélico transmite la energía Divina Universal y se enfoca en el amor incondicional para sanar.

Los Ángeles son una de las vibraciones más altas del Universo y están a nuestro lado siempre, sin importar nuestro estilo de vida y sí creemos en ellos o no.

Los Ángeles son mensajeros del amor de Dios, nos guían, apoyan , protegen y aman. La sanación con Ángeles es inmediata, porque nos re-conecta  con la Fuente Divina, nos regresa  a nuestra verdadera esencia que es el amor donde se manifiesta salud y armonía perfecta.

¿Cómo nos pueden ayudar a sanar los Ángeles?

Los Ángeles nos ayudan a sanar todas las áreas, no hay un área más importante que otra. Arcángel Jofiel nos ayuda a vibrar en belleza y armonía para tener en equilibrio las partes de un todo, es decir, contamos con un Poder Superior o energía espiritual que nos ayuda a sanar integralmente cuerpo, mente y espíritu.

Arcángeles Rafael, Nathaniel y Sandalfón, son algunos  de los sanadores Angélicos más presentes con la Humanidad, nos ayudan a cerrar ciclos, a comprender el pasado, liberar memorias de dolor, sanar bloqueos energéticos, una depresión, angustia, enfrentar  miedos y lograr paz, confianza y amor. La sanación es posible sí despiertas tu esencia Divina y regresas a los brazos de Dios.

Los Ángeles te ayudan a ver  el origen  de la enfermedad o de un bloqueo en cualquier área de tu vida. También te ayudan a trabajar la causa de la situación y a cambiar la perspectiva  de miedo en amor para que puedas lograr felicidad, bienestar y manifestar milagros. Recuerda que el  proceso de sanación también te involucra a ti, es importante que hagas parte activa del proceso, la salud es el resultado de un cambio de consciencia y trabajo interno.

Reflexión: Cuando manifiestas una intención clara y contundente de sanar y aceptas el proceso, empieza la sanación. La enfermedad es una elección, y la salud también es una elección.

La sanación ocurre en el momento presente, cuando asumes la responsabilidad de tu vida, sueltas la postura de víctima o de culpable, la enfermedad pierde poder. Al reconocer que eres un ser espiritual se expande tu Luz Divina, es decir, cuando recuerdas quien eres, se activa el poder sanador que hay dentro de ti. Tus células escuchan lo que piensas y lo que sientes, por lo tanto al cambiar tus pensamientos negativos por positivos conseguirás impactar tu subconsciente y elevar tu energía vital.

Cuando conectas con la parte sagrada dentro de ti, llámalo Dios, Yo Superior, Consciencia Divina, Universo, Cosmos, Amor, hace que puedas manifestar una vida plena, estar en paz y se feliz-mente consciente. Cuando eres paz, salud, prosperidad y felicidad, eres tu mismo.

Siempre puedes elegir cambiar cualquier pensamiento de miedo, culpa o rabia por un pensamiento de amor, paz y alegría con la ayuda del mundo espiritual. Recuerda: Tú eliges como sentirte!

No se trata de desconocer que existe un problema, un dolor o una enfermedad sino ir más allá de ésta frecuencia, salir del miedo, la inercia y la zona de no acción. Incluso la enfermedad puede ser una excusa para no enfrentar nuestra vida y demandar atención de otros. Recordemos que la enfermedad se da por ausencia de amor propio. Una de las claves para sanar es ser conscientes que nosotros somos los creadores de está situación, claro que sí, somos responsables de lo que está ocurriendo y hacemos parte del proceso por alguna razón y de acuerdo al plan perfecto del Alma.

Reflexión:  ¿Cuál es el para qué de la enfermedad  ó de la situación que vivo? ¿Sí el miedo no existiera que haría diferente?

Recuerda que eres el dueño de tus elecciones. Tu eliges vibrar en el amor que sana o el miedo que enferma.

El mundo espiritual explica que la enfermedad es un mensajero que ha llegado a recordarte que te has separado de tu Divinidad, que el ego se hizo cargo y que es el momento de regresar al amor y a las manos de Dios. La frecuencia del Amor es la energía más sanadora que existe, si fluye el amor dentro de ti, la enfermedad saldrá de tu cuerpo.

La sanación ocurre tan rápido como eleves tu consciencia, tengas una fe infinita, fortaleza, gratitud, amor propio y realices un trabajo interno comprometido.

¡La Sanación con Ángeles y Reiki son procesos espirituales que te ayudan manifestar bien-estar
en todas las áreas de tu vida!

“La enfermedad, no obstante, no es algo que se origine
en el cuerpo, sino en la mente.
Toda forma de enfermedad indica que la
mente está dividida y que no está aceptando
un propósito unificado”

Ejercicio de Luz con Arcángel Rafael

“Cierra tus ojos y enfócate en el Chakra del Corazón, donde fluye la energía sanadora de amor y alegría.

Llama a Dios, a tu Ángel Guardián y al Arcángel Rafael, siente la presencia de su energía, te encuentras dentro del campo sanador de la luz blanca brillante y verde esmeralda. Eleva tu petición de sanación a Dios y a tus Ángeles, pide su ayuda y guía para manifestar salud y armonía en cualquier área de tu vida.

Realiza tres respiraciones lentas y profundas, al exhalar repite mentalmente las palabras: “Suelto y Confío”.

Expande tu Divinidad, eres la luz Divina. Visualízate en un ambiente tranquilo, siente como tu cuerpo libera toda tensión, ahora estás completamente relajado y tu mente en paz. Imagínate rodeado de luz verde esmeralda, Arcángel Rafael te transmite su vibración y color de sanación. Inhala la luz de la sanación y proyéctala a la situación que deseas sanar ó a la parte de tu cuerpo que tiene dolor o malestar.
Este es un momento guiado, abre tu corazón a recibir un tratamiento de sanación. Jesús y Maria son sanadores y maestros Divinos que pueden hacer presencia durante este proceso.

Por medio de la luz Divina de sanación podrás ver el origen del dolor, enfermedad, padecimiento, sufrimiento, ansiedad, depresión y bloqueo. Desde tu poder Divino manifiesta la intención de soltar, liberar y eliminar el origen de la situación o enfermedad. Tu cuerpo eleva su energía y su capacidad para sanarse. Tómate 2 a 3 minutos.

¡Visualízate saludable, próspero, libre y feliz!
¡Visualízate a ti mismo como un ser exitoso manifestando sus metas!

Integra estos sentimientos puros en tu mente y células.
Finaliza este momento agradeciendo a Dios y a tus Ángeles por el regalo de la sanación en tu vida. Abre tus ojos y toma consciencia del aquí y ahora.

Decreta:

“Elijo amarme incondicionalmente y permito que la sanación se manifieste en mi cuerpo, mente, emociones, relaciones, familia, trabajo, misión, finanzas y en todo mi Ser.

Mi consciencia está llena de pensamientos amorosos, positivos y saludables.

Yo Soy Salud Perfecta”

One thought on “El Poder Sanador de los Ángeles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *