GUÍA PARA CELEBRAR LA NAVIDAD CON LOS ÁNGELES

GUÍA PARA CELEBRAR LA NAVIDAD CON LOS ÁNGELES

Conéctate con la Luz de Cristo y celebra tu Renacimiento. Abre el corazón al Espíritu de la Navidad y abraza con toda tu Luz un nuevo comienzo 2022. 

El 21 de diciembre es un día de gran poder energético que marca la llegada del Solsticio de Invierno dando lugar a la noche más larga y oscura del año, que simboliza el poder reconocer en nosotros nuestra sombra o lado oscuro que son nuestros pensamientos no amorosos que hablan de miedo, culpa, resentimiento, carencia y limitación, los cuales se proyectan al exterior.  En este momento de oscuridad se dice que desciende el Espíritu de la Navidad a la Tierra iluminando nuestros corazones con la Luz de Crística, y entregándonos sus bendiciones de amor, alegría, paz, abundancia, salud y esperanza. A nivel metafísico esto significa que, en los momentos de oscuridad, la Luz siempre prevalece, abramos nuestro corazón al Ángel o Espíritu de la Navidad, permitamos que la Luz Crística ilumine nuestra Vida para construir una nueva Vida y un mundo en Amor y Paz.

La celebración del Espíritu de la Navidad se ha extendido en el Mundo, esto va más allá de ser un tema comercial, a nivel espiritual es un momento muy especial para agradecer, y dar lo que deseamos recibir. El Espíritu de la Navidad se considera una energía Angélica conocida como el Ángel Nativitas, de hecho, la palabra “Navidad” viene del latín nativitas que significa nacimiento, y se asocia esta época al nacimiento espiritual de Jesús en nuestros corazones.

En la noche del 21 de diciembre los Ángeles de la Navidad descienden a la Tierra iluminando nuestros corazones con la Luz Crística trayendo paz para nosotros, nuestras familias, y el mundo. Es un momento sagrado para perdonar, sanar y renacer. Los Ángeles de la Navidad extienden sus alas sobre la humanidad cansada de luchar, sobrevivir, sufrir y vibrar en miedo para recordarnos que Somos Hijos(as) de Dios, por lo tanto, Somos Amor. Cuando nos conectamos con el Espíritu de la Navidad, también podremos sentir la presencia de los siguientes Seres de Luz: El Ángel Guardián o personal, el Ángel de la Sanación, el Ángel de la Misericordia, y el Ángel de la Paz 

El Espíritu de la Navidad también activa e integra en nuestro Ser los Grandes Rayos de Dios. A continuación, les dejo un breve resumen de las cualidades de estos Rayos o Llamas Divinas, esto les ayudará a identificar las cualidades que desean integran en su Vida de acuerdo con los propósitos que van a entregar al Espíritu de la Navidad la noche del 21 de diciembre entre las 10 y las 12 de la noche.

  • 1º Rayo Azul que aporta los atributos de Voluntad Divina, Protección, Fe, Fortaleza, Poder, Liberación, y Orden. Esta vibración es traída a la Tierra por el Arcángel Miguel.
  • 2º Rayo Dorado es el sonido y la vibración de Creación que sostiene la manifestación del Universo, y aporta los atributos de Sabiduría Divina, Iluminación, y Conocimientos. Esta vibración es traída a la Tierra por el Arcángel Jophiel.
  • 3º Rayo Rosa es una radiación Divina que se encuentra y flamea dentro de nuestro corazón Crístico, en el Amor no hay cabida al miedo, culpa, enfermedad ni resentimiento. Este Rayo Divino aporta las cualidades del Amor Divino, compasión, humildad, alegría, bienestar, tranquilidad, felicidad, manifestación, gozo, y paz. Esta vibración es traída a la Tierra por el Arcángel Chamuel.
  • 4º Rayo Blanco que aporta los atributos de Purificación Divina, limpieza, armonía, creatividad, arte, belleza, y Ascensión. Esta frecuencia sostiene la unión de los Rayos Azul, Dorado y Rosa que conforman la Llama Trina, indispensable en tiempo de cambios y transformación hacia nuestra Ascensión de Consciencia. Esta vibración es traída a la Tierra por el Arcángel Gabriel.
  • 5º Rayo Verde de la combinación de la llama Azul y Dorada surge la llama Verde en el centro del Loto Crístico conteniendo la Ciencia y la Curación de Dios. Esta frecuencia aporta los atributos de la Curación Divina, verdad, consagración, y abundancia. Esta vibración es traída a la Tierra por el Arcángel Rafael.
  • 6º Rayo Oro-Rubí del cual proviene todo el potencial místico que hace que sientas el llamado a seguir un camino espiritual, activar tu Consciencia Crística y prestar un servicio a la Humanidad. Esta frecuencia aporta los atributos de la Paz Divina, la alquimia, provisión Divina, gracia, prosperidad, servicio, y suministro.  Esta vibración es traída a la Tierra por el Arcángel Uriel y nuestro Ángel Personal.
  • 7º Rayo Violeta que es una de las llamas más importantes en estos momentos de Grandes cambios internos y planetarios. Esta frecuencia surge en nuestro corazón gracias a la unión del Rayo Rosa y Azul. La llama violeta te envuelve desde tus pies hasta tu cabeza formando una antorcha de Fuego Sagrado aportando los atributos del Perdón de Dios, misericordia, compasión, transmutación, liberación, y magia Divina.  Es la frecuencia que transciende y libera el karma negativo a través del perdón. 

En el 2021 seguimos aprendiendo y esto es algo que no para mientras estemos encarnados, lo esencial ahora es reconocernos más que nunca como Seres Espirituales y Consciencias de Amor, es el momento de darle poder al Amor de Dios y no al miedo. Recordemos que todas las experiencias son oportunidades de evolución que trae nuestra Alma, nosotros elegimos si sufrimos y seguimos distraídos, o tomamos una nueva decisión hacia nuestra evolución y felicidad. Para sanarnos y evolucionar es innecesario el sufrimiento, lo que es clave es reconectarnos con el Amor y la Luz que Somos para manifestar nuestros propósitos para el 2022.

El Ángel Nativitas se representa con un Patrón electrónico que es la “Estrella de Nueve puntas”, también llamada “Estrella secreta del Amor”. En numerología el 9 tiene una alta vibración espiritual que aporta transformación, cierres e inicios. Para recibir su energía y bendiciones se recomienda poner esta imagen en nuestra casa en la puerta principal o en el altar donde hemos colocado las velas y los propósitos escritos.

Ritual de Luz con los Ángeles de la Navidad.

Navidad, es regresar a la conexión con nuestro Cristo Interno, y conectar con nuestro Poder Creador para manifestar una nueva Vida y un nuevo Mundo.  -Sí lo crees, lo creas- Cuando haces el llamado a la Luz, ten la certeza que sólo atraerás Luz. Para recibir el Espíritu de la Navidad te recomiendo reunirte en familia o en un Grupo de Meditación, si bien es un proceso de reflexión interior, cuando dos o mas personas se unen se crea una vibración muy alta que será de bendición para todos los que participan y para el Planeta. Realiza la Celebración poniendo toda la intención, energía, amor, y alegría.  

Los Ángeles nos dicen: “El cambio que deseamos ver manifestado en nuestra Vida comienza primero dentro de nosotros.”

1. Preparación:

Somos energía, vibración e información, todo lo que pensamos y sentimos emite una vibración energética que nos indica si estamos en una frecuencia, alta o baja. Esto mismo aplica para nuestros espacios los cuales quedan programados con nuestra energía, nuestros ambientes son modificados por la energía de quienes habitan en ellos y a su vez acumulan o guardan todo lo que sucede o lo que vivimos. Todas las emociones se impregnan en nuestro hogar y a su vez afectan en forma positiva o negativa a quienes viven en ellos o los visitan.

Para recibir el Espíritu o Ángel de la Navidad tu hogar debe estar ordenado, limpio, y armónico. Te recomiendo que este día sea de meditación, oración, y en auto-observación plena de tus emociones y pensamientos. Como es un momento de cierres e inicios te dejo las siguientes sugerencias:

  • Ordenar los espacios, limpiar nuestro hogar incluyendo nuestra oficina, sacar todo lo que no funciona, o lo que ya no usemos. Si puedes donarlos sería maravilloso, entrega solamente lo que este en buen estado y se puede usar, recuerda que das lo que deseas recibir. 
  • Para purificar y armonizar tu hogar te recomiendo el uso de inciensos de salvia (sage), sándalo, mirra, copal o palo santo. También puedes poner en un difusor o spray aceites esenciales de buena calidad como: Incienso (Frankincense) para eliminar influencias negativas en el cuerpo, aura y ambiente. Árbol de Té para liberar energía densa por vínculos emocionales de apego o miedo. Lavanda para neutralizar frecuencias bajas y armonizar. Cedro para fortaleza espiritual. Limón para purificar, armonizar y activar la creatividad. Romero para protección energética y claridad mental. Limoncillo para el desánimo y liberar creencias negativas. Naranja promueva el bienestar y la abundancia. Melissa el aceite de la luz, aporta paz. Rosas aporta alegría, amor y paz. Canela es un gran limpiador energético. Puedes escoger los aceites que más resuenen contigo.
  • Puedes también tocar un cuenco tibetano tres veces pasándolo por todos los espacios de tu hogar, la vibración del cuenco aporta limpieza energética y protección. 
  • Activa y Armoniza con mantras como el OM, o Gayatri Mantra.  Escucha lo que consideres que te aporta paz. 
  • Decora tu Casa con Flores frescas preferible blancas (lirios o azucenas), también amarillas, naranjas o rojas. 
  • Pon en tu altar gemas de alta vibración como: Cuarzo blanco, Cuarzo Rosa, Amatista, Fluorita Verde, Cuarzo Ahumado, Turmalina Negra, Aventurina, Lapislázuli, entre otras. Es ideal que lleves contigo para el próximo año una amatista, y un cuarzo rosa.
  • Usa tres velas para representar los Rayos Divinos que explique anteriormente. Es esencial que tengas como mínimo una vela blanca que representa todos los colores, puedes tener otra azul como símbolo de paz y una dorada o naranja como símbolo de abundancia.  Adicionalmente una vela violeta como símbolo de perdón, transmutación, y liberación.
  • Escribe tus propósitos para el nuevo año 2022. 
  • Es propicio tener mandarinas en el comedor y en el altar donde vas a colocar tus propósitos, gemas y las velas. Puedes decorar el altar con imágenes de Ángeles o lo que sientas que está bien, déjate guiar por tu intuición.
  • El 21 de diciembre abre la puerta principal de tu casa con la intención de darle la bienvenida al Espíritu de la Navidad a tu hogar entre las 10 y las 12 de la noche.

Preparación Personal: 

  • Realiza una limpieza energética exfoliándote con sal marina, o sal de Epson y agrega aceites esenciales como bergamota, romero, lavanda o limón. 
  • Medita con el Rayo Violeta o Morado, visualízate dentro de una esfera de Luz Violeta que aporta perdón, liberación, compasión y transmutación. Realiza este proceso espiritual los días anteriores a la llegada del Espíritu de la Navidad y con más consciencia el 21 de diciembre porque es el momento para cerrar ciclos a través del perdón y abrir el corazón a nuevos comienzos. La meditación guiada con el Rayo Violeta la encuentras en mi canal YouTube Magia Angelical. 
  • Lo que ocurre en tu exterior es una proyección de tu interior. Realiza una carta de liberación o renuncia. Escribe en una hoja blanca con lápiz todo lo que deseas perdonar, liberar, remover, dejar ir y soltar como: Creencias limitantes, comportamientos, hábitos no sanos, apegos, dependencia, reacciones, pasado no resuelto, lo no perdonado, y cierra ciclos con amor y gratitud. 

Por ejemplo: Renuncio a____________ Me libero de______________

Soy responsable de lo que sucede, no existen los culpables, comprendo que fabrique está experiencia que vivo con el propósito de evolucionar, y reconocer que Yo Soy Amor. Dios ayúdame a ver lo que sucede como tu lo ves, enséñame a perdonar, mi deseo es estar en paz. Me perdono por hacerme daño a través de mis emociones y pensamientos. Desde el amor y la luz que hay en mi decido liberarme de ________________ y entrego al Amor _____________

Desde el Amor que reconozco que Soy decido liberar a todos los involucrados. Yo Soy Amor. Yo Soy Luz. Yo Soy Paz.

La carta de liberación y perdón se debe quemar en la vela violeta, esta vela se deja consumir en su totalidad antes de la noche del 21 de diciembre.

2. Carta al Espíritu de la Navidad:

Ahora con tu energía alta y con una sonrisa en el corazón escribe la carta al Espíritu de la Navidad o Ángel Nativitas con tus propósitos tanto personales, espirituales y mundiales. Escríbelos en una hoja de color amarillo o naranja pidiendo y decretando con toda tu Luz todo lo que deseas manifestar en las diferentes áreas de tu vida. Escribe con detalle, en tiempo presente y en forma positiva 9 peticiones que representen los deseos de tu corazón y que por supuesto tengas la certeza que ya son. De las 9 peticiones incluye al menos una petición por la paz del Planeta. Pide a tu Ángel personal guía e inspiración antes de escribir la carta, suelta las expectativas que son del ego y escucha tu Guía Interior.

Al final de la Carta escribe Gracias. Gracias. Gracias por la manifestación de mis deseos de abundancia infinita. Escribe tu nombre y fecha.

La carta con los propósitos la pasas por el humo de los inciensos y por las velas sin quemarla, se dobla y se guarda en un sobre rojo nuevo, puedes poner una gema pequeña dentro del sobre como un cuarzo rosado o citrino.  Si así lo quieres la puedes poner en el árbol de navidad o en el nacimiento y después de la media noche del 24 de diciembre la guardas en un lugar seguro o en tu altar hasta el próximo 21 de diciembre.  Te recomiendo leerla con frecuencia, recuerda que cada propósito se manifiesta con acciones.

3. Guía para la Meditación:

Antes de empezar la meditación enciende las velas. Abre tu corazón a recibir sanación divina, protección divina, amor divino y guía divina con gratitud, confianza y en plena fe.

En una posición que sea cómoda para ti, con tu espalda recta, cierra tus ojos, realiza tres respiraciones lentas y profundas con la intención de relajar tu cuerpo y tu mente. Entrega tus pensamientos a Dios o Fuente Divina, este es un momento sagrado que te regalas a ti mismo-a para conectar con el Poder de tu Luz y transformar tu Vida. Realiza la siguiente invocación de conexión: Desde mi amada presencia Yo Soy, Dios en mi, reconozco que Soy Amor y Luz, pido al Arcángel Miguel que este momento sea protegido por su Luz, llamo desde mi corazón a mi Ángel Guardián, al Ángel Nativitas, al Ángel de la Paz y a los Ángeles de la Navidad. Confía, podrás sentir como la energía de estos Seres de Luz te rodean calmando tu mente y elevando tu vibración en amor.

Visualiza como una esfera de Luz azul clara o blanca brillante relaja tu cuerpo desde los pies a la cabeza, liberándote de tensión, cansancio acumulado y dolor. Siente como tu cuerpo esta completamente relajado, observa como todos tus órganos internos y células están llenas de luz blanca de purificación y sanación.  Enfoca tu atención en el centro del pecho a la altura del esternón, imagina que sea abre una puerta dejándote ver una pequeña luz dorada que se hace cada vez más grande, es tu chispa Divina, es la conexión con tu Santo Ser Crístico, esta conexión te aporta paz, fuerza, amor, alegría, y felicidad. Reconoces que eres Luz y tal como Dios te Creo, eres su Hijo amado, su Hija amada. Desde la Luz que Eres solicita que tu mente sea sanada de pensamientos limitantes, creencias de escases o insuficiencia, miedo y culpa que estén proyectándose en tu Vida en forma de enfermedad, conflictos en las relaciones, depresión, baja autoestima, problemas económicos y todo aquello que te quita la paz. 

Visualiza como tu cabeza es rodeada de una esfera de Luz Violeta de liberación, perdón, transmutación y compasión. Entrega a esta Luz tus pensamientos no amorosos cuando te dices a ti mismo que no lo puedes hacer, cuando te anulas, te sientes carente de algo, desconectado de Dios, sólo-a, enfermo, confundido, sometido por historias del pasado no sanadas, entrega todos estos pensamientos al fuego violeta, los Arcángeles Zadkiel y Azrael re ayudan a liberar y sanar las emociones atrapadas que contienen estos pensamientos de anulación guardados en tu mente subconsciente, de la mano de tu Santo Ser Crístico y la Luz Violeta podrás ver la causa o raíz de la experiencia que vives, y transmutarlas en luz y amor. 

Mantén el ritmo de tu respiración, manifiestan tu intención de recibir en tu corazón al Espíritu de la Navidad, al Ángel Nativitas, y a los Ángeles de la Paz y de la Manifestación.

Realiza el siguiente decreto:

“En la presencia de Dios, Creador Universal, doy la bienvenida al Espíritu de la Navidad en mi corazón y en mi Vida.  Permito que los Ángeles de la Navidad entren a mi vida, y a mi hogar, les pido que colmen con sus bendiciones de Amor y de Luz todo mi Ser, a mi familia, a quienes viven conmigo (puedes nombrarlos) y al mundo entero. Me dispongo a recibir la más alta vibración de amor, alegría, paz, bondad, sanación, prosperidad, y bienestar para la evolución de mi Alma.”

Espíritu de la Navidad, Ángel Nativitas, te saludo, te reconozco, te honro y te doy gracias por la maravillosa misión de amor y paz que realizas.  Abro las puertas de mi corazón, y de mi hogar a tu radiación de luz dorada del amor Divino para que se instale en mi Vida, Familia, en mi misión, en todo lo que hago, y el Planeta. Infunde mi Alma con tu luz sanadora y renovadora. Reconozco y le doy la bienvenida al nacimiento espiritual de Jesús el Cristo en mi corazón, permito su guía divina para realizar la misión que mi Alma tiene en el plan de Dios para la salvación. Podrás sentir e incluso ver el rayo divino del Espíritu de la Navidad descender ahora, es el momento en el que sientes la activación de tu Santo Ser Crístico para tu renacimiento y elevación de Consciencia. Es un momento tan especial donde podrás sentir la presencia de Dios y reconocer que la Luz, el Amor y la Paz moran en ti.

Decreta lo siguiente: La Luz, el Amor y el Poder restablecen el Plan Divino en mi Vida y en el Planeta.

ES EL MOMENTO DE ENTREGAR TUS PROPOSITOS AL ESPIRITU DE LA NAVIDAD.

Decreta lo siguiente:   En conexión con mi amado Yo Soy, y mi Santo Ser Crístico, pido al Espíritu de la Navidad y a los Ángeles de la Prosperidad y Suministro me ayuden a manifestar armonía, salud y prosperidad en todas las áreas de mi vida. Yo ahora reconozco mi Divinidad como la puerta para todo bien. Que mis peticiones sean manifestadas en mi mundo y de acuerdo con el Plan Divino de mi Alma. Acepto la abundancia de mi Ser.

Doy gracias a la Fuente Creadora Universal por el cumplimiento de mis deseos y propósitos de Abundancia Infinita. También pido que las peticiones de las personas que se unen a esta celebración sean manifestadas en Orden Divino.

Para cerrar la meditación todos los participantes ponen sus manos en posición de bendecir, visualiza como la Luz Divina sale de tu corazón y se une al corazón de las personas que están contigo haciendo esta celebración y a su vez esta Luz de amor y bienestar se une con todos los corazones que meditan en el Mundo formado así una Red Cuántica de Amor.  Pide a los Ángeles de la Navidad que la Luz Divina se encienda en todas las personas que se sienten enfermas, solas, deprimidas, sin esperanza, y separadas de Dios. Dirige con la intención de tu corazón la Luz Crística a los hospitales, salas de emergencias, hospitales psiquiátricos, ancianatos, orfanatos, personas que están sin hogar, envía también Luz a doctores, enfermeros(as), o personal de la salud en el mundo. Envía Luz a los ancianitos, y niños(as) del mundo. Pide que la Luz Crística llegue a todos los hogares del mundo trayendo perdón, unión, solidaridad, paz y amor en todas las familias y en todos los Seres. Pidamos al Espíritu de la Navidad nos ayude a reconocer nuestra Luz para manifestar una Nueva Vida y un Nuevo mundo en espiritualidad, paz, y amor. 

Decreta: Que descienda lluvia de bendiciones de paz, amor, bienaventuranza, abundancia y felicidad para Todos. Yo Soy la Luz de Dios. Yo Soy el Amor de Dios. Yo Soy la Paz de Dios. Yo Soy Prosperidad de Dios. Yo Soy la Sanación de Dios.

Gracias. Gracias. Gracias. Así es. Hecho está.

Cierras la meditación con una sonrisa en tu rostro, dando gracias a todos los participantes en amor y abrazos fraternos.

Nota Importante: La celebración la puedes hacer el 21 de diciembre y hasta tres días después. Preferiblemente diciembre 21 o 22 que está la vibración más alta.

Las velas del altar las puedes dejar encendidas en forma segura el tiempo que más puedas hasta la noche incluso del 24 de diciembre, como símbolo de tu renacimiento y nuevos comienzos. 

Aprovecho para darte infinitas gracias por ser parte de Magia Angelical. Gracias por tu apoyo en mi misión y permitirme contribuir con la transformación de tu Vida y Evolución de tu Ser. 

Desde mi Ser le pido al Gran Espíritu de la Navidad te ayude a renacer, renovarte, regresar a la paz, te guie en tus decisiones, y te colme de sabiduría y de amor para manifestar tus propósitos y los deseos de tu corazón. 

La Divinidad que hay en mí honra y bendice a la Divinidad quien tu Eres. Juntos evolucionamos.

¡FELIZ RENASER!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.