Psicoterapia de Un Curso de Milagros (UCDM)

¿Deseas sanar lo que te quita la paz?

La Terapia del Espíritu es un recurso que enseña Un Curso De Milagros (UCDM) como una manera de perdonar que des-hace la forma de pensamiento del ego o mente errada que se fundamenta en la separación, el miedo y la culpa. La Psicoterapia del Curso se enfoca en sanar la mente de todas las creencias limitantes, memorias de dolor, ideas erróneas, culpa, juicios, y decisiones equivocadas que son la causa de los efectos que se proyectan en nuestra vida en forma de conflicto a cualquier nivel, enfermedad tanto física o mental y por ende esto nos quita la paz.

“El proceso de la Psicoterapia se puede definir, entonces, simplemente como perdón, pues ninguna curación puede ser otra cosa.” UCDM P-VI.1

//www.magiaangelical.co/wp-content/uploads/2021/07/fotos-ppareja.jpg

Lo que nos sucede en forma de conflicto en las relaciones por ejemplo con la pareja, con los hijos, con los padres, o también una enfermedad, adicciones, estrés, sufrimiento, escasez, conflicto con el dinero, depresión, ansiedad, estrés, temor, soledad, divorcio, violencia, y más, todo lo hemos fabricado desde una causa oculta en la mente pero que puede ser perdonado si así lo elegimos. La finalidad de la Terapia es ayudarnos a abandonar nuestro sistema de creencias destructivo e ilusorio que damos como cierto, eliminar los obstáculos de la verdad, obtener la percepción correcta de lo que sucede y reconocernos como Hijos(as) de Dios merecedores de ser felices y recuperar nuestra paz interior.

El perdón es el camino para sanarnos, y cumplir con la misión de ser felices. La base de UCDM es el perdón y la Expiación. La Prioridad de la Terapia es la Paz.

Propósito:

La psicoterapia es la única forma de terapia que existe. Puesto que la mente es lo único que puede enfermar, es lo único que puede ser sanado. Sólo la mente tiene necesidad de curación.”  UCDM P. Introducción 1-3

La Psicoterapia del Curso se enfoca en sanar la mente, lo que marca un camino diferente y novedoso para abandonar el dolor sin importar su forma o manifestación utilizando la Expiación, que es un acto de Amor para des-hacer el error que está en la mente que dado origen al conflicto y por medio del perdón consolidar la Curación.

“Unirse a la Expiación es la manera de escapar del miedo. El Espíritu Santo te ayudará a reinterpretar todo lo que percibes como temible, y te enseñará que sólo lo que es amoroso es cierto.”  (T-5-IV.1:2-3)

El Espíritu Santo es el Guía de la Terapia y el encargado de sacar a la Luz la causa de lo que sucede, al comprender la causa que no es otra cosa que una culpa inconsciente que se proyecta en el presente a manera de conflicto o enfermedad, podremos reconectar con nuestra inocencia y en total compasión perdonar lo que le hicimos a otros y a nosotros mismos. El pasado seguirá actuando en el presente reproduciendo la misma información de dolor una y otra vez, hasta que hagamos consciencia que no estamos aquí para sufrir ni ser victimas del mundo que vemos,  al reconocer La Luz que Somos podremos perdonar y sanar.

El Espíritu es el encargado de liberar el pasado y hacer la limpieza en nuestra mente de estas memorias o recuerdos, anulando todos sus efectos y consecuencias en nosotros y en todos los involucrados. Perdonar nos brinda la oportunidad de obtener una percepción correcta de lo que sucede, y tomar nuevas decisiones para crear experiencias de plenitud y bienestar.

Por lo tanto, la Psicoterapia es un proceso de liberación, amor y sanación.

La curación se logra en el instante en que el que sufre toma consciencia de lo que sucede y deja de atribuirle valor al dolor.

Procedimiento de la Terapia:

 

La Psicoterapia de UCDM es una forma de perdón que nos da acceso a los milagros, al liberar la causa, el milagro se manifiesta.

En todo momento el Espíritu de Dios es el guía de la sesión, y es el encargado de hacer la corrección de la mente. El Consultante tendrá la certeza que es acompañado en su sanación, podrá sentir que el Amor de Dios es su fortaleza para sanarse y recupera su paz.

 

1. Se inicia con un motivo de consulta
2. Conexión de apertura:
La curación se manifiesta cuando el paciente decidido a salir de sus limitaciones y encontrar la causa de lo que le sucede une su mente a la mente del terapeuta y con la ayuda del espíritu se inicia la Terapia. La intención de trascender toda limitación les es concedida a ambos. La Curación es tanto para el Consultante como para el Terapeuta.
3. Indagación de la causa:
Siempre que no te sientas dichoso es un indicador que has juzgado y reaccionado sin amor ante una de las creaciones de Dios. El primer paso en el des-hacimiento de este error es reconocer que decidiste equivocadamente dejándote engañar por tu falsa identidad (ego), pero que de la mano del Espíritu estas dispuesto a revocar ese decreto para liberar el pasado, y obtener la percepción correcta hacia ti mismo, el mundo y de tus experiencias. “Debo haber decidido equivocadamente porque no estoy en paz. Yo mismo tomé esa decisión, por lo tanto, puedo tomar otra. Quiero tomar otra decisión porque deseo estar en Paz. No me siento culpable porque el Espíritu Santo, si se lo permito, Anulará todas las consecuencias de mis decisiones equivocadas. Elijo permitírselo, al dejar que Él decida en favor de Dios por mí.” (T-5-VII.6:7-11)
4. Expiación:
Una vez encontrada la causa e identificado el decreto que estaba oculto en la mente subconsciente se procede a la Expiación, donde se hace la entrega al Espíritu de los pensamientos de ataque, decretos, decisiones equivocadas, miedo, y culpa para perdonar y anular sus efectos en beneficio de todos los involucrados. “Tu papel consiste simplemente en hacer que tu pensamiento retorne al punto en que se cometió el error, y en entregárselo al Expiación en Paz.” (T-5-VII.6:5)
5. Toma de responsabilidad:
Somos responsables de lo que vemos. En este punto admitimos nuestra equivocación y pedimos que nuestra mente sea sanada de todos los juicios y decretos que nos hacen daño. Pedimos al Padre Celestial que seamos liberados de la inconsistencia de estas ilusiones, y de lo que jamás pudo ser cierto, ya que nuestra prioridad es la Paz.
6. Libertad de los Intervinientes:
Nuestra curación no sería completa si vemos culpables afuera, está será la prueba para saber si el perdón se ha consolidado. Es el momento de extender paz a todas las personas tanto del pasado como del presente con quienes hemos acordado estas experiencias para evolucionar nuestra consciencia. Nuestra curación no sería completa si vemos culpables afuera, está será la prueba para saber si el perdón se ha consolidado. Es el momento de extender paz a todas las personas tanto del pasado como del presente con quienes hemos acordado estas experiencias para evolucionar nuestra consciencia. “Perdona y verás esto de otra forma. (L-193.7)“

En la Luz que Somos no existe la culpa ni el pecado, solo existe el Amor, pero nuestra mente insiste en creer que sí, por eso la corrección se hace en la mente, y el perdón es el camino para lograrlo. Si desea perdonar y encontrar la causa de lo que te sucede que te quita la paz, estoy a tu disposición para sanar y evolucionar juntos de la mano del Espíritu. Que tu prioridad sea la Paz.

Fuente: UCDM, y el Libro Manual para una Psicoterapia de José Luis Molina.

¡Reservar tu cita!

María del Pilar Rengifo F.
Terapeuta del Espíritu de UCDM
Escuela de Terapeutas del Espíritu del maestro José Luis Molina. 

¡IMPORTANTE! Favor diligenciar el formato para reservar la sesión, así podemos coordinar el día y la hora que sea más conveniente. Gracias.